El Espíritu Santo

8:33 PM  Ros Mill Franco Uñapillco  

 

 EL ESPIRITU SANTO


El Espíritu Santo es la GRACIA de la cual habló Jesús, que obtendrían los que creyeren en Él cuando viniere como Jonás y Jonás ya está en la tierra. El Espíritu Santo es un ángel de Dios, que habitará en el hombre para instruirlo de acuerdo a las ordenanzas y a la ciencia de Dios; y, en el cuerpo físico del hombre pueden vivir miles de ángeles.

Semejante es al grano de la mostaza, que tomándolo un hombre lo metió en su huerto; y creció, y fue hecho árbol grande, y las aves del cielo hicieron nidos en sus ramas (Lucas 13:19).

1.    ¿Cuál es la Gracia?

Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalem, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y harán llanto sobre él, como llanto sobre unigénito, afligiéndose sobre él como quien se aflige sobre primogénito (Zacarías 12:10). La gracia es el Espíritu Santo que Dios otorgará a los que creen en sus leyes. Y nosotros somos testigos suyos de estas cosas, y también el Espíritu Santo, el cual ha dado Dios a los que le obedecen (Hechos 5:32). Volveos a mi reprensión: He aquí yo os derramaré mi espíritu, Y os haré saber mis palabras  (Proverbios 1:23).

2.    ¿Para qué sirve la Gracia?

Empero mi siervo Caleb, por cuanto hubo en él otro espíritu, y cumplió de ir en pos de mí, yo le meteré en la tierra donde entró y su simiente la recibirá en heredad (Números 14:24). El Espíritu Santo permite al hombre guardar las leyes de Dios y por medio de éste cumplimiento, alcanzar la vida eterna, puesto que las leyes son espirituales. Porque sabemos que la ley es espiritual; más yo soy carnal, vendido a sujeción del pecado (Romanos 7:14).

Y darles he un corazón, y espíritu nuevo daré en sus entrañas; y quitaré el corazón de piedra de su carne, y daréles corazón de carne; Para que anden en mis ordenanzas, y guarden mis juicios y los cumplan, y me sean por pueblo, y yo sea a ellos por Dios (Ezequiel 11:29,30). Y pondré dentro de vosotros mi espíritu, y haré que andéis en mis mandamientos, y guardéis mis derechos, y los pongáis por obra (Ezequiel 36:27).

3.    ¿En qué congregación se derramará el Espíritu Santo?

Ni esconderé más de ellos mi rostro; porque habré derramado de mi espíritu sobre la casa de Israel, dice el Señor Jehová (Ezequiel 39:29). Ahora pues, delante de los ojos de todo Israel, congregación de Jehová, y en oídos de nuestro Dios, guardad é inquirid todos los preceptos de Jehová vuestro Dios, para que poseáis la buena tierra, y la dejéis por heredad a vuestros hijos después de vosotros perpetuamente (1 Crónicas 28:8). Porque mis siervos son los hijos de Israel; son siervos míos, a los cuales saqué de la tierra de Egipto: Yo Jehová vuestro Dios (Levítico 25:55). Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días Derramaré de mi Espíritu, y profetizarán (Hechos 2:18). El Espíritu Santo de la promesa, se derramará en la Congregación de Jehová, la casa de Israel, hoy en día, la AEMINPU.

4.    ¿Para quienes es el Espíritu Santo de la promesa?

Que son israelitas, de los cuales es la adopción, y la gloria, y el pacto, y la data de la ley, y el culto, y las promesas (Romanos 9:4).

5.    ¿Cómo se obtiene el Espíritu Santo de la promesa?

En el cual esperasteis también vosotros en oyendo la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salud: en el cual también desde que creísteis, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa (Efesios 1:13). El Espíritu Santo es para la persona que cree en el enviado y en el Evangelio del Reino, Los Diez Mandamientos.

6.    ¿Cuándo llega a morar el Espíritu Santo en el hombre?

Empero antes que viniese la fe, estábamos guardados bajo la ley, encerrados para aquella fe que había de ser descubierta (Gálatas 3:23).

Más venido el cumplimiento del tiempo, Dios envió su Hijo, hecho de mujer, hecho súbdito a la ley, Para que redimiese á los que estaban debajo de la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos. Y por cuanto sois hijos, Dios envió el Espíritu de su Hijo en vuestros corazones, el cual clama: Abba, Padre (Gálatas 4:4 al 6).

Hasta que sobre nosotros sea derramado espíritu de lo alto, y el desierto se torne en campo labrado, y el campo labrado sea estimado por bosque (Isaías 32:15).

El Espíritu Santo llega a morar en el hombre cuando ha purgado el pecado y el hombre purga el pecado, cuando reposa el día sábado, asiste a las fiestas ordenadas por el Dios Altísimo y a través de la Expiación.

7.    El Espíritu Santo es el sello del Dios Viviente

El cual también nos ha sellado, y dado la prenda del Espíritu en nuestros corazones (2 Corintios 1:22). Y no sólo ellas, mas también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, es a saber, la redención de nuestro cuerpo (Romanos 8:23).

8.    El Espíritu Santo instruirá al hombre

Que nos enseña más que a las bestias de la tierra, Y nos hace sabios más que las aves del cielo? (Job 35:11). Escrito está en los profetas: Y serán todos enseñados de Dios. Así que, todo aquel que oyó del Padre, y aprendió, viene a mí (Juan 6:45). Más el Consolador, el Espíritu Santo, al cual el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todas las cosas que os he dicho (Juan 14:26).

9.    El cuerpo físico es el templo del Espíritu Santo

¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? (1 Corintios 6:19). ¿Y qué concierto el templo de Dios con los ídolos? porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré en ellos; y seré el Dios de ellos, y ellos serán mi pueblo (2 Corintios 6:16).

Para que el Espíritu Santo llegue a morar en el cuerpo físico, el hombre debe alejarse de las cosas de este mundo; alcohol, drogas, tabaco, adulterio, fornicación, mentira, chismes, explotación, robo, avaricia, codicia, etc.; y, cumplir las Leyes de Dios. 


Que la Gracia de nuestro Excelentísimo Señor Ezequiel Jonás Ataucusi Molina, el SEÑOR, more en sus corazones hermanos y hermanas del Mundo.


Pagina Diseñada para la Difusion del Evangelio del Señor Jesucristo hacia toda la Humanidad
Galatas 3:24 - Romanos 10:4 - 1 Timoteo 6:14 - Apocalipsis 14:12 - Apocalipsis 14:6 - Sofonias 1:14,15,17,18 y 2:2,3,1
"Antes que venga el dia grande de la ira de Dios"
Creado por : Ros Mill Franco Uñapillco | Publicidad Juventud de Cusco | Correo : [email protected]
Firma del Fundador, Pionero y Ejecutor de las Fronteras Vivas del Peru
Patria Celestial   
Derechos Reservados